Sentencian a prisión a matrimonio que mantuvo a mujer en cautiverio - PUEBLAROJA.MX

Sentencian a prisión a matrimonio que mantuvo a mujer en cautiverio



Un video fue la prueba clave en el juicio que terminó con la sentencia contra el matrimonio de la periodista Estefanía Heit y su marido, el falso pastor Jesús Olivera, quienes mantuvieron en cautiverio durante tres meses en su casa de Coronel Suárez a Sonia Molina, quien pesaba 20 kilos cuando logró escapar del calvario allá por 2012, en Argentina.

Ahora, el Tribunal de Bahía Blanca dictó la sentencia de 13 años de prisión para la periodista y 18 años para el falso pastor, pero Estefanía Heit solicitó que se le otorgue el beneficio de arresto domiciliario ya que cursa un embarazo de seis meses.

historia abuso

La medida fue adoptada por la Sala V del Tribunal, conformada por los jueces Martín Ordoqui y Jorge Celesia, que rechazó el recurso presentado por la defensa de los imputados y ratificó el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Bahía Blanca.

El 26 de mayo último, ese Tribunal dio por probado que durante el mencionado período, la víctima, Sonia Marisol Molina (35), fue reducida a la servidumbre, abusada sexualmente, lesionada y estafada.
En su fallo, los jueces María Elena Baquedano, Mario Lindor Burgos y Hugo Da Rosa consideraron a Heit (31) y Olivera (30) coautores de los delitos de “reducción a la servidumbre o condición análogo en concurso real con lesiones graves y en concurso real con estafas reiteradas”.

telefono-rojo

Además el tribunal consideró a Olivera autor del delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado cometido por ministro de culto no reconocido”, mientras que absolvió al matrimonio de la tentativa de homicidio.

Es que para los jueces “no se encontró probado que el estado de desnutrición y deshidratación severo al que fue sometida Molina, que puso en cierto riesgo su vida, haya sido producido con el conocimiento de la posibilidad del deceso”.

ANTECEDENTES DEL CASO

Los hechos ocurrieron entre el 9 de agosto y 12 de noviembre del 2012, en una vivienda ubicada en Grand Bourg 1823, donde residían Olivera y Heit. El caso se conoció cuando Molina escapó de dicho domicilio y denunció ante la Policía que había estado cautiva del matrimonio durante los últimos tres meses en los que la habían violado, torturado y hasta le habían dado para comer excremento de perros.

Fuente: https://www.debate.com.mx/mundo/Escalofriante-historia-de-secuestro-y-abuso-sexual-20170605-0446.html