Paramédico que apuñaló y amenazó a su pareja con tirarla al río, sólo está acusado de lesiones - PUEBLAROJA.MX

Paramédico que apuñaló y amenazó a su pareja con tirarla al río, sólo está acusado de lesiones



paramedicos

El paramédico que apuñaló la semana pasada a su esposa en la colonia El Refugio, pudo haber enfrentado cargos por feminicidio en grado de tentativa, pero no fue así debido a la mala integración de la carpeta de investigación por parte del Ministerio Público. Por las pifias del representante social sólo enfrentará cargos por lesiones calificadas.
Por el tipo de delito, la violencia con la que se dio, y otras características propias del caso, se le pudo haber imputado el delito de “feminicidio en grado de tentativa”, consideró el Juez. Pero el Ministerio Público no fue el único que hizo un papelazo en la audiencia, también los defensores del imputado mostraron deficiencias en su defensa y desconocimiento en el sistema de justicia actual.


El hombre llamado Manuel G. A., de ocupación paramédico, fue vinculado a proceso por el Juez Aarón Hernández Chino, autoridad que estableció un periodo de tres meses de investigación como etapa intermedia del proceso, y ratificó prisión preventiva como medida cautelar en contra del agresor, por lo que permanecerá ese tiempo en el penal de San Miguel. Luego de ese tiempo se establecerá la fecha para llevar a cabo el Juicio Oral y determinar así la sentencia en contra del paramédico.
Según lo informó este diario, el pasado 14 de agosto, Fátima Sinaí C. T., fue agredida a puñaladas por parte de su esposo Manuel G. A., con quien lleva cuatro años de casada y tienen procreado una niña de un año de edad.
Ahora se sabe que la pareja enfrentaba un proceso de separación y que ese día habían tenido una discusión, en la cual la mujer le había reiterado a Manuel su deseo de separarse de él. Manuel le pidió un beso de despedida, pero ella se negó y al intentar besarla por la fuerza, le propinó la primera puñalada, luego vinieron otras más. Además de que la amenazó con tirar su cuerpo al río Atoyac.
La mujer salió a pedir apoyo de su suegra y después regresaron a la casa en donde fue atendida por sus compañeros de Cruz Roja, ella labora como trabajadora social en la benemérita institución.
Cabe recordar que el propio agresor fue quien llamó a las autoridades indicando que acababa de apuñalar a su esposa, y él mismo se entregó a las autoridades.
En un inicio el Ministerio Público formuló acusaciones por el delito de lesiones, así fue como quedó estipulado durante la audiencia de control de detención, llamó la atención porque había elementos de imputarle feminicidio en grado de tentativa, pero el Ministerio Público como parte acusadora en ese momento no consideró esa posibilidad.
Sin embargo este lunes durante la audiencia de vinculación a proceso el Ministerio Público solicitó al Juez reclasificar el delito, es decir solicitaba que se le vinculara a proceso por el delito de feminicidio en grado de tentativa. El Juez de Control Aarón Hernández Chino, le indicó las razones por lo que eso contraviene el debido proceso, le explicó que debía anteponer el Principio de Congruencia Fáctica.
Ante estas claras deficiencias del Ministerio Público el Juez ordenó girar un oficio al Fiscal Víctor Antonio Carrancá Bourget, para que se investigue si esta acción del representante social, se debió a que la víctima mintió en sus declaraciones, o si el agente del Ministerio Público fue deficiente en sus labores de investigación; y según sea el caso, se proceda conforme a derecho.

Odilón Larios Nava / @odylarios