Una mujer que sufrió cosas desgarradoras durante 18 años, por parte de su padre, solicita la intervención del fiscal general del estado, Gilberto Higuera Bernal, para que ordene que su caso sea investigado, pues el Ministerio Público de delitos sexuales, sin haber analizado la carpeta de investigación, le dio carpetazo. Stephanie, luego de la vida de pesadilla que sufrió al lado de su agresor, clama por que las autoridades le hagan justicia.

En entrevista con este diario, Stephanie narró la historia que le cuesta tanto contar y que por falta de sensibilidad de las autoridades de género de la Fiscalía General del Estado (FGE) debe continuar recordando y repitiendo las imágenes del daño que sufrió.

Actualmente Stephanie tiene con 32 años de edad, su agresor es su propio padre de nombre Enrique F. O., de 52 años de edad, quien actualmente está preso en el penal de San Pedro Cholula, acusado de homicidio en grado de tentativa pues disparó contra su propio hijo de nombre Alexys Jeshua – hermano de Stephanie –.

EL INFIERNO DE STEPHANIE

Este hombre, Enrique, a quien Stephanie ya no se atreve a llamar padre, la habría golpeado a ella y sus hermanos desde que eran unos niños. A los 12 años, el hombre comenzó a abusar sexualmente de ella. Su madre dejó a Enrique desde que ella tenía 4 años, y su progenitor los sustrajo, solo para darles una vida de pesadilla.

En la entrevista que nos concedió, la mujer señala que era sometida por medio de violencia física y con amenazas para que no contara nada de lo que su agresor le obligaba a hacer. Si lo desobedecía en algo, la encerraba en un cuarto, sin agua, sin comida y sin siquiera poder salir al baño.

Por si fuera poco, su agresor, Enrique, durante años la indujo al consumo de alcohol y de drogas tales como cocaína y cristal. Stephanie nos cuenta que hubo una ocasión en que pensó que moriría por una sobredosis.

Derivado de las agresiones sexuales que sufrió, quedó embarazada y tuvo un aborto. Lo anterior la ha dejado marcada de por vida, e incluso nos comenta con lágrimas en los ojos, corre el riesgo de no poder ser mamá.

Todo el infierno descrito lo soportó durante 18 años, por el control psicológico y violencia que su “padre” ejercía sobre ella. Hasta que en noviembre del 2021 no aguantó más, después de haber recibido su última golpiza, logró escapar y se armó de valor para contar todo lo ocurrido a su hermano Alexys Jhesua.

ALEXYS ESTUVO A PUNTO DE SER ASESINADO POR SU PADRE POR DEFENDER A SU HERMANA

Su hermano no sabía todo lo anterior, al conocer lo ocurrido protegió a Stephanie, sin importarle el enfrentarse con su padre. En ese momento Enrique comenzó a amenazarlos de muerte y en dos ocasiones estuvo a punto de lograrlo.

Este diario publico a finales del 2021 la historia de Alexys Jeshua, quien nos narró como su padre intentó matarlo en al menos dos ocasiones en esos días. Primero le causó lesiones al embestirlo de manera dolosa con un automóvil. Después le disparó en tres ocasiones y no lo mató porque la pistola se encasquilló. En esa última ocasión también intentó matar a la esposa de Alexys y a Stephanie.

EL AGRESOR ESTÁ EN PRISIÓN POR INTENTO DE HOMICIDIO

Luego de esos intentos de asesinato y de que la tétrica historia fuera publicada por este diario, finalmente la Fiscalía General del Estado (FGE) ejercitó la orden de aprehensión en contra de Enrique el 8 de enero del 2022. Actualmente está procesado, sujeto a la medida cautelar de prisión preventiva en el penal de San Pedro Cholula, señalado del delito de homicidio en grado de tentativa.

Sin embargo, en dicho penal en donde durante años ha imperado la corrupción, Enrique goza de muchas canonjías, como un teléfono celular con conexión al mundo exterior por medio de llamadas y conexión a internet, incluso tiene acceso a redes sociales. También le han permitido tener el negocio de venta de cigarros, asegura Stephanie, quien enfatiza: “Se burla de nosotros, dice que para él estar en esa prisión es como estar de vacaciones”.

MP SE NIEGA A INVESTIGAR LOS DELITOS SEXUALES DE QUE FUE VÍCTIMA STEPHANIE

Además del delito de homicidio en grado de tentativa. Stephanie procedió en contra de Enrique por violencia familiar, delito por el que ya se integró la carpeta de investigación, pero existe una increíble dilación por parte de las autoridades de la Fiscalía General del Estado.

Pero, Stephanie al mismo tiempo interpuso la denuncia por las violaciones reiteradas que su padre hizo en su contra durante 18 años, desde que era una niña de 12 años de edad. Sin embargo, en este caso la Fiscalía General del Estado la ha revictimizado, pues ponen en duda su palabra sin observar las evidencias de la violación.

La carpeta de investigación por la violación, ha pasado por lo menos por tres Ministerios Públicos, el último le dio carpetazo: “Me dijo que para él no era violación, simplemente. No tomó en consideración que los abusos sexuales existieron desde los 12 años, el MP solo contó desde los 18 años y se atrevió a decir que las relaciones fueron consensuadas. No tomó en consideración los dictámenes siquiátricos, ni los daños a la salud que presenté a raíz de las agresiones”, señaló Stephanie.

Como el MP dio carpetazo al caso, el abogado de Stephanie interpuso un recurso para que la carpeta no sea archivada y están a la espera de la resolución de un Juez.

Por todo lo anterior, Stephanie no tuvo más opción que contar una vez más su triste historia, esta vez dando el rostro ante medios de comunicación, para que por ese medio el fiscal Gilberto Higuera Bernal, se entere del caso y ordene a sus Ministerios Públicos que investiguen el caso y actúen con perspectiva de género.

“Quiero que Enrique pague todo el daño que me hizo, y que no salga de prisión. Estoy segura de que en caso de salir libre, nos mataría a mí y a mí hermano. Enrique es sumamente violento y toda su vida ha andado armado” señaló Stephanie.

Artículo anteriorAcusan a la 28 de Octubre de pretender quedarse con el mercado de Amalucan por la fuerza
Artículo siguienteIntegrantes de “Los Pollos” y “Los Halcones” son detenidos por la Policía Municipal